Hora Sancta in Hortu Gethsemani (Octubre)

83
LA BÚSQUEDA DE LA IMAGEN DE DIOS “ENTRE” NOSOTROS

Paz a todos vosotros, amigos de Getsemaní.

Este mes se caracteriza para nosotros por la fiesta de San Francisco y este es un año particularmente significativo porque hace exactamente 800 años, el Poverello de Asís vino como peregrino y testigo de la paz aquí a Tierra Santa, quedándose hasta 1220, antes de regresar a Italia.

Mientras la quinta Cruzada estaba en su apogeo y parecía que el único lenguaje posible era el de las armas, Francisco de Asís cruza las líneas de guerra y supera la lógica del choque de civilizaciones vigente, simplemente siguiendo la inspiración divina que lo lleva a creer en la posibilidad de un encuentro fraterno con cada criatura. Os pedimos vuestra cercanía en la oración para que podamos ser una “mediación” para el hombre de hoy, como lo fue nuestro padre San Francisco. No es cierto que uno tenga que ser perfecto o estar en “regla” (del mismo pensamiento) ¡antes de poder abrir el Evangelio! En cambio, lo contrario es cierto: a veces al abrir el Evangelio es posible dialogar y descubrir en el otro la imagen de Dios, ese “prójimo” del que Jesús habla en el Evangelio.

Oramos por las preocupaciones que vive nuestra humanidad, amenazadas por el chantaje económico y las supuestas guerras que pesan sobre los más pobres e indefensos, obligados a moverse en busca de un futuro que la mayoría de las veces se convierta en un sufrido “infierno”. Dios ve todo esto y todavía pide justicia hoy! Invoquemos la paz juntos, desde esta tierra amada por el Señor, desde este jardín en el que el Hijo de Dios ha sudado sangre. María Santísima interceda por nosotros.