Saluda Hermano Mayor

33

Queridos hermanos, el motivo de dirigirme a vosotros en estas fechas tan señaladas, es para desearos que Cristo que ahora nace, nos colme de gozo, un gozo verdadero y presente día a día en nuestras actividades cotidianas y en nuestra vida de Hermandad.

Vivimos una época donde muchas veces estamos necesitados de ánimo, fuerza y aliento para caminar en la senda que Nuestros Titulares quieren que sigamos, para así afrontar con entereza la difícil situación que nos está tocando vivir, siendo precisamente en ELLOS donde debemos buscar el refugio y el calor necesario para ello.

En esta época de necesidad os animo a llevar por bandera la solidaridad con los más necesitados, y elevar nuestras súplicas por todos los que de una manera u otra habéis vivido y sufrido los latigazos de esta pandemia.

Deseo que el amor a Nuestros Titulares y al prójimo se haga presente a través del espíritu de la Navidad en nuestros hogares y se perpetúe a lo largo de todo el año.

Me despido de todos y cada uno de los hermanos que formamos esta Hermandad, con esta frase que nuestro obispo D. Demetrio utilizó para comenzar su carta pastoral del pasado domingo, cuarto de adviento, para que reflexionemos en el verdadero sentido de la Navidad, “…Navidad es Jesucristo, el Hijo de Dios que nace como hombre para compartir la vida humana en su etapa terrena y llevarla a plenitud en el cielo…”,

Feliz Navidad, próspero Año Nuevo y que Nuestros Sagrados Titulares derramen sobre vosotros su gracia y bendiciones.

Francisco José Figueroba Ruiz
Hermano Mayor