Martes Apostólicos

El camino hacia ti

Siendo rico me olvido de ti; en la pobreza, no atino a verte. ¿Cómo elegir el camino? ¡Pobre de mi!, sólo caminar y llamarte, y Tú vienes a buscarme. (cf. Proverbios 30, 9)

El siervo de Dios para la Pascua

En Pascua estamos llamados a dejarnos invadir por Cristo Resucitado y proclamar: ¡Tú eres Luz y Esperanza para todas las criaturas! Sin embargo, a veces, nuestra humanidad no nos permite ir por el camino de Dios: angustias, distracciones, comodidades, tibiezas... Aún siendo un fragmento profético de...

Acompáñanos en la noche, Señor

Señor, acompaña a tus hijos en la noche oscura de los misterios de la vida, especialmente en la enfermedad y la muerte. Acoge en tu seno a los que ya partieron e infunde de esperanza a sus familias.

La medida

LA MEDIDA Vaciar la bolsa, restar rencores, apaciguar el alma, el mejor de tus perdones. Generoso con el otro, cuidadoso de tu conciencia, y cuando vuelvan, de nuevo, tempestades, navegar en lo aprendido, la carga ligera, conocida la medida. (cf. Lc 6, 36-38)

Habla, el Señor te escucha

Cuando uno grita, el Señor lo escucha y lo libra de sus angustias; el Señor está cerca de los atribulados, salva a los abatidos. (Sal 33)

Ímplicate

¡Implícate, toma parte en los trabajos del evangelio! (cf. 2Tim 1, 1-8) Oración de hoy

Necesito tus manos

Señor, necesito tus manos para seguir bendiciendo, necesito tus labios para seguir hablando, necesito tu cuerpo para seguir sufriendo, necesito tu corazón seguir amando. Te necesito para seguir salvando a los hombres mis hermanos. (M. Quoist) No te quedes en el "por qué" paralizante, sino pasa al "para qué" constructivo. Que tu sufrimiento te haga más rico en...

«Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo» (Lucas 1, 28).

SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA

Hora Sancta in Hortu Gethsemani (Noviembre)

Fieles a Su Palabra  Queridos amigos de Getsemaní, ¡paz a vosotros desde Jerusalén! ¡Todos notamos con aprensión cómo este tiempo de pandemia está silenciosamente creando división, desconcierto y un sentimiento dramático de miedo y confusión, sin contar las consecuencias económicas que para algunos tocan la desesperación!...

Tarea para la buena semilla

La principal tarea es el Amor. Más sobre todo, con los necesitados y con los enemigos. Uno edifica el alma y hace justicia. El otro alimenta relaciones no violentas. Ambos construyen el Reino. (cf. Mt 13, 36-43)