Martes Apostólicos

Sentencia y distancia

Porque juzgo antes que tiendo la mano, distancio más que voy al encuentro, me armo en vez de abrir los brazos, siento miedo y cierro la puerta, perdón, Dios mío.  

Hágase tu voluntad

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; HÁGASE TU VOLUNTAD en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y...

Los primeros

"El que quiera ser el primero, deberá ser el último de todos y servir a todos”

La noche y Tú

Cuando la noche se hace dura, cuando el cansancio se apodera... Cuando damos nuestra vida y llegan las preguntas... Tú nos das de tu pan... Haznos entender...